Suit



Dicen que no hay nada más femenino y sensual que una mujer con un traje de chaqueta. ¿Quién no recuerda a Angelina Jolie con un tuxedo a juego con su flamante (ex)marido en unos Premios BAFTA? Ya lo hizo Yves Saint Laurent tomando a Laetitia Casta o Catherine Deneuve como musas, empoderar a la mujer y sacar a relucir su feminidad con el que había sido la insignia de estilo del armario masculino. 

Lo cierto es que yo con un traje de chaqueta "me vengo arriba", como se suele decir, y aquí os voy a demostrar que se puede lucir en el momento que queráis, y además es muy fácil construirlo. Si vas a escogerlo para una cita formal es mejor que lo combines con unos stilettos clásicos, con sandalias, ni se te ocurra. Si de lo contrario quieres lucirlo para ir a la oficina o en cualquier momento del día, lo mejor es que lo combines con unos bluchers o con zapatillas de deporte directamente, licencias que nos ha permitido el bendito sport chic

La forma de construirlo es muy fácil y tienes a tu alcance infinitas posibilidades. Empieza por el negro, busca un pantalón sastre o unos baggy favorecedores y combínalos con una blazer que no sea demasiado entallada, recuerda que debe seguir las líneas del esmoquin masculino. Cambiar las formas, los colores y los estampados ya está en ti ¿Te atreves? 

¡Feliz miércoles! 

Imágenes: JL Obando

Chaqueta: H&M (rebajas)
Pantalones: Mango (antiguos)
Camiseta: Zara
Zapatos: Zara 
Bolso: Marypaz











La moda no se calla




¿Moda frívola?, ¿Moda supérflua? ¿No te das cuenta de que a la moda no hay quien le calle la boca? Ahora más que  nunca esta industria se ha convertido en un altavoz para denunciar injusticias, en un motor de cambio para acabar con cánones establecidos (aunque paradójicamente sean los mismos que ella ha impuesto) porque la moda sabe del poder de influencia con el que cuenta y lo está usando de la menor manera para protestar.

Dicen que en época de dificultad es cuando verdaderamente se desarrolla el ingenio, ante una necesidad nos volvemos más creativos, pues es esto mismo lo que está moviendo la revolución en las pasarelas. Ante la palpable desigual laboral y salarial entre hombres y mujeres, ante el ascenso de un cerdo con peluquín al mando de uno de los países más poderosos del mundo y ante unos cánones de belleza impuestos que están volviendo obsesos al personal, la moda dice basta y lo dice de la mejor manera que sabe, tirando de creatividad.

Así que esa reacción ante las injusticias es la que activado un motor para que los fashion shows se conviertan en herramientas de protesta y divulgación. Y si realmente te gusta la moda como dices, tienes que saber que han sido tres los desfiles que han abanderado esta lucha en las pasadas semanas de la moda mundiales. Ahí van:



El carrusel final de Prabal Gurung fue el primer alegato feminista que vimos en este ciclo estresante de semanas de la moda. Un desfile donde tuvieron cabida tanto el cuerpo despampanante de Bella Hadid como las bonitas curvas de Ashey Graham que cerraron las propuestas de este diseñador de Singapur con mensajes tan rotundos como el que veis aquí arriba. Todo un "guiño" al amigo Trump y la continuación sobre la pasarela de la revolución feminista que está viviendo EEUU ante la cosificación, menosprecio y las desigualdades que sufrimos, y sufriremos, las mujeres ante la legislatura de este señor.



Lo mismo hizo Mari Grazia Chiuri para Dior recordándonos que todas deberíamos ser feministas. Realmente a la diseñadora italiana no le hacía falta estampar este mensaje en sus camisetas, solo el hecho de llevar a la perfección las riendas de una mítica casa de costura fundada y liderada por hombres, es, como dirían en mi tierra, "una guantá sin mano". Nada más que decir, señoría.

Por su parte, Dolce&Gabbana se ha propuesto plantarle cara, con mucho oro, bordados y estampado de leopardo, a los estrictos y endemoniados cánones estéticos que imperan encima de la pasarela. Tanto en su desfile para la semana masculina de Milán, como en la femenina, han tirado de agenda y han reclutado a los mejores influencers del mundo, sea cual sea su talla o estatura, para que presentaran su nueva colección. ¿El resultado? Un desfile de lo más heterogéneo y plural, y eso se agradece. Madres con niños, chicas de 1,50cm o una talla 40 demostraron en Milán que el estilo no está reñido con las medidas que gastes.

Además, Domenico y Stefano son muy mediterráneos y han dicho basta a esa imagen de una mujer escuálida y andrógina que vaga por la pasarela sustituyéndola por jovencitas con marcados coloretes, labios siempre rojos y una sonrisa resplandeciente. La herencia que recogen de Monica Belucci, Sophia Loren o Claudia Cardinale les ha servido para dibujar su propio estilo de mujer pasional y con curvas, y eso, señores, se merece un aplauso.



Así que ni se te ocurra menospreciar a los que trabajamos en este sector, ni pienses que todos estamos metidos en el mismo saco porque es una industria llena de estereotipos y mucho, mucho machismo, pero afortunadamente hay gente dispuesta a cambiarlo y lo están haciendo de la manera que más nos gusta.

Manila




No solo a mí, parece que ese estampado floral que imita los bordados de un mantón de Manila nos tiene loca a todas. Zara llegó a sacar una colección limitada on line con jerséis bordados que claro, han durado un suspiro. El caso es que este tipo de estampado, que como sevillana estoy harta de ver en los escaparates de las tiendas de artesanía de mi ciudad, empiezan a conquistar las colecciones de nuestras tiendas favoritas y aunque están muy lejos de la exclusividad y el trabajo que hay detrás de esas piezas únicas, es una tendencia que confirma que el Sur está de moda. 

Ya lo he dicho en anteriores posts, Andalucía es una grandísima fuente de inspiración para la moda y para demostrarlo solo tienes que irte al editorial del número de marzo de Vogue España en el que Andrea Diaconu se pasea por las calles de mi ciudad ataviada con volantes, lunares y sombreros de ala ancha.

Gracias a mis amigos de Tu ropa en un click ya tengo mi propio vestido con este estampado floral y, como me picaba el gusanillo, he decidido complementarlo con un toque "dolcegabbanesco" (me lo invento) colocándome un collar de lo más folclórico. El resultado que ha quedado es toda una oda a la primavera en Sevilla que, si no lo sabéis, tiene un "algo" especial. 

¡Feliz jueves!

Imágenes: Laura Élecem

Zapatos: Asos 











Flare



¡Bienvenidas, queridas campanas! Gracias por aparecer de nuevo en nuestras vidas para poder ir dejando de lado los pitillos. A ver, no sé si tendréis el mismo problema que yo pero realmente me cuesta muchísimo trabajo encontrar unos pantalones que me queden bien porque aquí solamente pensamos en las muchachitas de 1,70 y claro, aunque me coja los bajos, hay ciertos pantalones que no hay por donde cogerlos. Los pitillos pierden el efecto slim al final, los culottes me quedan como pantalones normales y los baggy me los tengo que subir hasta el pecho si quiero que me queden bien. 

¿La solución? Además de pasarme horas en los probadores, creo que las campanas se han convertido en mis mejores aliadas. Porque puede parecer que estilizan menos pero a mí, sin embargo, me funcionan bastante bien, y si son de talle alto y de tejido elástico mucho mejor. 

Y para celebrarlo, ahí lleváis un look bien de flare (o de campana) para que no se diga que ahora son mis mejores amigas. 

¡Feliz lunes!


Camiseta: zara (rebajas)
Pantalones: Zara (nueva temporada)
Bolso: Mango (antiguo)











No pierdas el sur



"Moda con raíces", así abre el nuevo número de Vogue para el mes de marzo. Andrea Diaconu vestida de lunares en un patio andaluz vuelve a poner el sur en el punto de mira. Andalucía es una fuente de inspiración constante para la moda internacional y si no, pregunten a Dolce&Gabbana que salieron de la Feria de Sevilla maravillados para crear una colección que meses más tarde se presentaría en la Fashion Week de Milán. 

¿Cabe alguna duda de que este maravilloso pedazo de tierra bañado por el sol es la cuna del arte? Y es que esta primavera no podrás escapar del influjo andaluz porque todas y cada una de las colecciones de nuestras tiendas favoritas están salpicadas de volantes, lunares y flores bordadas que imitan nuestros mantones. 

¿Quieres una prueba? En el Día de Andalucía te dejo esta wishlist con raíces para que no puedas resistirte a la moda del sur esta nueva temporada.


¿Qué? Volantes
¿Cómo? Sobre todo en mangas y escotes de tops y camisas



¿Qué? Bordados inspirados en mantones de Manila.
¿Cómo? En camisas de popelín blancas y celestes



¿Qué? Lunares
¿Cómo? En vestido de corte lady 


¿Qué? Flores sacadas de cualquier patio andaluz
¿Dónde? En tus vestidos de primavera